2018/07/10

Allá va la despedida..... (23-06-2018)



Se acabó la temporada prólija de monte y de senda, escaparate postrero de lo que nos gusta ser.
Diás de nieve y de lluvia, de heladas y de cierzo, también de rayos de sol que fueron caricias de piel alimentando sentidos. Disfrutando de sonrisas y risas correspondidas, tras un somero balance, a todos nos ha hecho crecer.
Gracias a los que formáis de una u otra manera este grupo deportivo, que además de hacer montaña con la huella de un gran pie, marca y nutre de color, abrazando y animando, mostrando en cada salida las ganas de pasarlo bien.
Gracias Alfredo, por tu múltiple disposición logística. Gracias tambien a ese otro personaje, siempre dispuesto al esfuerzo que supone preparar unos banquetes de lujo, genio y figura firmados con cariño y con tesón de quien hace de un menú un festín de mil sabores. #Eusebio, aunque esto tu teléfono y tu ordenador no puedan leerlo, recupérate pronto para volverte a tener.
Ondo izan. Nos vemos en el monte.

2018/06/11

Peñas de Aya - Aiako Harriak (03-06-2018)



Nos contó Martin Azcarate, que estas peñas que pisamos fue lo primero nacido en la tierra que moramos. Nos habló también con ciencia, con criterio y contenido, de menas y de metales, de gangas y minerales, de yacimientos antiguos explotados por romanos y habitantes posteriores.
Podemos contar nosotros después de esta salida, que seguro la evocamos por su belleza de entorno, por su intrínseca aventura y porque en la roca hallamos el sostén de nuestro ser y el seguro de la vida.
Retornamos con placer por un edén definido, escrito con verde y agua entre sendas sinuosas que hicieron del caminar una experiencia distinta.
Finalmente, visita obligada y apetecida en Hernani a nuestro colaborador y amigo #Xabi, a quien la vida le echó un pulso traidor que ha sabido sostener. Mila esker erebai, a su compañera Ana Murua Ustaritz, por traernos pan, que no peces, aunque sí cubatas ¡Bikote, sois geniales!

2018/05/27

Salida de la Costa (o casi) 20-05-18



Publicado por Jokin Garate

          Animada concurrencia esperando a un autobús que ya pasada la hora fichaba con clara ausencia su presencia y su llegada.
         Fue un paseo de costa sin mar, que después de así anunciarlo, descubrimos con sorpresa habíase escamoteado.
         Tuvimos despistes varios, que vestimos de ironía, en busca de culminar la ruta que no acabamos. 

 Y hasta aquí la crónica negra. 

Ahora viene lo más bueno:

        Volvimos a ver a gente que hace tiempo no veíamos, volvimos a disfrutar de un ambiente disidente, que más que tratar de incordiar puso énfasis en buscar el camino inconfundible hacia el azul y la sal, que queriendo oler a mar, solo husmeó la pendiente.
        Bellas estampas en verde, pintadas con lápiz de sol, describieron esta historia que a nadie dejó indiferente; hasta llegar a Zarautz, meta de nuestra odisea.
       Como rúbrica final una mención especial a quienes generosamente, dejaron las botas colgadas, prefiriendo cocinar un festín digno de reyes.
       Y es que la gente de Izarbe Mendi Taldea, sabe cómo disfrutar.



Las fotos aquí 

2018/05/10

Anboto (06-05-18)



Mostramos en cada vídeo con ánimo de compartir, los momentos que acontecen en la intencion de escribir retazos de la montaña, con rúbrica cierta y marcada, jalonada de disfrute.
Esta vez resultó fácil dada la magia de Anboto, las luces de un sol radiante, y la habitual complicidad de la gente de este club, que a tenor de lo escuchado, y palpable lo vivido, más que un club parece ser el ente que aquí formamos.
Mención especial merecen, Eusebio con sus paellas, hábilmente soportado por Xabier el de Zubieta ¡Gracias bikote, por vuestra generosidad y esfuerzo!
Joni, bien por la organización de la salida, bien también al resto de los habituales y comprometidos guías que el domingo apoyaron y volvieron a sumar siendo lo que son, con lo mejor de lo que saben.
Así es fácil gritar: ondo izan, nos vemos en el monte.

LAS FOTOGRAFÍAS

2018/04/29

Garztelu - Txurregi. (22-04-18)




Publicado por Jokin Garate
Viene bien alguna vez no madrugar demasiado, siendo la cima cercana y no por ello carente, de ingredientes cotidianos que dan a nuestras salidas un contenido especial.
El retorno de personas que hace tiempo no venían, presagió elocuentemente una jornada propicia donde recordamos sendas que anduvimos otras veces, mostrando distintas vistas y evocando unos caminos donde también fuimos fieles a disfrutar del entorno, de la querida montaña y de la gente valiente.
Dos cimas al precio de una, un tiempo de enamorar, y un vermut acariciado por un sol de primavera, fueron broches de clausura, que más que cerrar, abrieron, la puerta de otra aventura.